Las asociaciones LGBTQIA+ desaconsejan a sus seguidores ir a Qatar

Noticias

«Los mensajes no fueron buenos». Así lo afirman las asociaciones europeas en defensa de las personas LGBTQIA+, a las que no les convencen las garantías de Qatar de acoger a los visitantes sin discriminación durante el Mundial, que comienza el domingo (20/11).

En el pequeño emirato, las relaciones sexuales fuera del matrimonio y las relaciones homosexuales están penalizadas. Sin embargo, el propio emir aseguró que su país abriría sus puertas «a todos los simpatizantes, sin discriminación» ante los miembros de las Naciones Unidas el 20 de septiembre.

La FIFA también reitera que las banderas arco iris serán bienvenidas en los estadios. Por otro lado, esto no es suficiente para convencer a las asociaciones de que animen a sus miembros a ir a Qatar.

El miércoles (16/11), el respetado periodista deportivo estadounidense Grant Wahl publicó en su cuenta de Twitter las instrucciones dadas a las fuerzas de seguridad de que «las personas que lleven los colores del arco iris» o «muestren signos de afecto en las calles, zonas de aficionados o estadios, no serán abordadas, detenidas o procesadas».

Según la organización Human Dignity Trust, con sede en Londres, «hay pocos indicios de aplicación de la ley en los últimos años y no está claro el alcance de la discriminación y la violencia contra las personas LGBTQIA».

Sin embargo, casi todas las asociaciones entrevistadas por la AFP aseguraron que ninguno de sus miembros viajaría a Qatar, principalmente por las señales divergentes que se enviaron, según las organizaciones.

Un ex futbolista qatarí, Khalid Salman, «embajador» del Mundial, que calificó la homosexualidad de «daño mental» durante una entrevista con la cadena pública alemana ZDF, antes de lamentar que su declaración fuera «sacada de contexto» , reiteró: «Todo el mundo será bienvenido, pero nuestra religión y nuestra cultura no cambiarán por el campeonato».

Boicoteamos totalmente el evento

«Cada dos días nos dicen que somos bienvenidos y al día siguiente cambian de opinión. Los mensajes no fueron buenos», resume el francés Bertrand Lambert, vicepresidente de PanamBoyz&Girlz United.

«Al final, mucha gente decidió no ir. Nosotros, por ejemplo, estamos boicoteando el evento por completo», subraya.

«Hemos escuchado varias veces, con una insistencia robótica, que estaremos seguros, que seremos bienvenidos, pero esto no está respaldado por ningún elemento concreto o proyecto documentado», considera Di Cunningham, cofundador de «Three Lions Pride», cuyos miembros han decidido no viajar.

Las asociaciones LGBTQIA desaconsejan a sus seguidores ir a Qatar

Según esta asociación, «a diferencia de lo que ocurrió en Rusia (durante el Mundial de 2018), no hay señales de una posible voluntad de mejorar» las cosas para las personas LGBTQIA .

Qatar «no es un entorno en el que las personas LGBTQIA puedan esperar razonablemente sentirse seguras», escribió la directora del programa, Liz Ward, en el sitio web de la ONG británica StoneWall, una de las mayores de Europa.

«Desgraciadamente, nuestra indignación no es nueva: conocíamos la situación cuando se eligió este país», explica Rubn Lpez, de la federación que agrupa a la mayoría de las asociaciones españolas, e insiste en la «vergüenza de haber elegido» a Qatar.

Tal y como había anunciado, al igual que otros siete capitanes que han expresado su intención, el portero francés Hugo Lloris no llevará el brazalete de color inclusivo, mientras que varios equipos pretenden hacer gestos en favor de la comunidad LGBTQIA .

El avión oficial de Alemania lleva un mensaje inclusivo en su fuselaje y el centro de operaciones del equipo estadounidense estará decorado con una bandera arco iris.