Arabia Saudí, en el punto de mira del Mundial para el posible último Messi vs CR7

Noticias

Casi un mes después de la final del Mundial de Qatar, Lionel Messi, de 35 años, y Cristiano Ronaldo, de 37, vuelven a Oriente Próximo. Esta vez, las estrellas se enfrentarán en un amistoso entre el París Saint-Germain y una selección formada por los equipos Al Hilal y Al Nassr, el jueves (19), a las 14h (Brasilia), en Riad, Arabia Saudí.
El portugués llegó al Al Nassr en los últimos 3 días y llevará el brazalete de capitán contra el equipo francés.

El duelo en el estadio Rey Fahd se considera el último entre Messi y Cristiano Ronaldo, después de que ambos hayan monopolizado prácticamente la carrera por el título de mejor jugador del mundo desde finales de la década de 2000.

En Riad, esta rivalidad eclipsa la presencia de otras estrellas del PSG, como Neymar y Mbapp. Entre los habitantes de Riad y los organizadores del acontecimiento, el partido se evoca como el capítulo final del enfrentamiento entre argentinos y portugueses. El partido en el que Cristiano Ronaldo debutará en el fútbol árabe es visto como un golpe de suerte por los saudíes.

El amistoso estaba previsto para enero de 2022, cuando el portugués aún jugaba en el Manchester United inglés, pero el viaje fue cancelado por el equipo francés debido a la evolución de los casos de Covid-19. Un funcionario implicado en la organización, que declinó ser grabado, se emocionó al señalar que el encuentro entre Messi y Cristiano era un regalo del cielo tras la cancelación del año pasado.

Ahora se ha convertido en otra de las tarjetas de visita con las que los saudíes pretenden presentarse ante el mundo como una nación amistosa y amante del fútbol.

Bajo las órdenes de su príncipe Mohammed bin Salman, Arabia Saudí se ha comprometido a acoger el Mundial de 2030 y está trabajando hasta el último detalle. Salman asistió a la ceremonia de inauguración del Mundial de Qatar junto al Presidente de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol), Gianni Infantino.

Todas las entradas, que cuestan entre 40 y 60 libras, se han vendido, según el responsable del evento, Turki Al-Sheikh, consejero de la Corte Real y jefe de la Autoridad General de Espectáculos. El estadio tiene capacidad para 68.000 personas y, según Al-Sheikh, dos millones de personas intentaron comprar entradas.

Mushref Al-Ghamdi, un empresario saudí del sector inmobiliario, compró una entrada VIP por 14 millones de reales en una subasta organizada por los organizadores del torneo amistoso. La puja inicial fue de 1,3 millones de reales. El importe se donará a una organización benéfica. La entrada le dará derecho a entrar en los vestuarios y a cenar con los atletas.

«El partido ya ha conseguido la atención mundial y las cadenas de televisión se han apresurado a conseguir los derechos de retransmisión en directo», declaró Al-Sheikh, que ha elogiado el amistoso y promocionado vídeos como uno en el que aparece colocando el brazalete de capitán a Ronaldo.

En Brasil, el partido podrá seguirse por ESPN y su servicio de streaming, Star+. El duelo también se retransmitirá en el canal de YouTube del PSG.

Para los franceses, el amistoso se considera un partido igualado. Desde el punto de vista deportivo, su importancia es cuestionable. Según L’Equipe, el PSG se embolsará al menos 10 millones de euros por el viaje.

El conjunto parisino ha perdido dos de los cuatro partidos que ha disputado este año y su entrenador, Christophe Galtier, ha cargado públicamente contra sus jugadores.

«Debe haber concienciación. Puedes encontrar mil excusas, mil razones. Pero el Mundial ha terminado. Aunque estemos dispersos, debemos encontrar cohesión, ritmo e intensidad», declaró el seleccionador.

Antes de llegar a Riad, el equipo cumplió en Doha (Qatar) un calendario de compromisos comerciales con patrocinadores, entre ellos Qatar Airways. El miércoles, el PSG reunió a 30.000 aficionados en su último entrenamiento antes del partido, en el estadio Khalifa de Doha. El equipo no embarcará en la capital saudí hasta la mañana del partido.

El argentino Marcelo Gallardo, que hizo historia en el River Plate argentino y actualmente se encuentra sin club, ha sido contratado para dirigir al equipo árabe en el partido. Al equipo se unirán los brasileños Talisca, del Al Nassr, y Matheus Pereira, del Al Hilal.

* El periodista viajó a Arabia Saudí invitado por los organizadores del acto.