Coke: «Nací para estar en un vestuario»

El lateral madrileño, de 33 años, es el único jugador de la plantilla de Paco López con experiencia en la disputa de títulos.

A los jugadores del Levante les brillan los ojos y a Coke Andújar, uno de sus capitanes, no se le borra la sonrisa. A sus 33 años, vuelve a estar a un paso de una final. Nunca pensó que con el Levante aflorarían los recuerdos de las tres Europa League con el Sevilla o incluso de la Copa del Rey perdida en 2016. En su mente suenan las estrofas de Leiva, uno de sus músicos favoritos: ¡Hazlo!/ Como si ya no te jugaras nada/ Como si fueras a morir mañana/ Aunque lo veas demasiado lejos.

¿Pesará la historia?

Ojalá no. Hemos trabajado para quitarnos esa presión, para encauzarla. Este partido y la posibilidad de llegar a una final es un regalo para el Levante. Vamos a disfrutar y a disputar. No encuentro nada que perder.
¿Cómo se encauza esa presión?
A través del entrenador, de los mensajes que lanza. Tenemos que ver este partido como un premio. La presión tiene que ser para el Athletic, que históricamente llega muchas veces a la final.
Es la tercera vez que se enfrentan en un mes, y dos han sido empates a un gol…
Yo no lo hubiese elegido así. Los precedentes cuentan, para lo bueno y para lo malo, para potenciar y para corregir. Preveo un partido muy ajustado. Me extrañaría que uno de los dos ganara por más de un gol.
¿Aún hay capacidad de sorprender al rival?
Puede que esté algo limitada, pero no solo por estos duelos tan seguidos, sino porque Paco López y Marcelino se conocen desde hace años. Habrá cambios que pueden decantar la balanza, y eso es lo que tenemos que saber manejar.
Es, junto a Raúl García, el jugador con más experiencia en finales, ¿cómo explica a sus compañeros esa sensación que genera?
Creo que ya lo están sintiendo. Intento aportar todo lo que puedo, pero es que, aunque no sea la primera vez, estoy muy ilusionado por poder hacerlo con el Levante. Lo normal para este equipo es jugar partidos importantes por no bajar a Segunda. Sería algo muy grande para el Levante llegar a una final.
Llevó el brazalete en el Sevilla y ahora lo es del Levante, ¿nació para capitán?
(Se ríe). Nací para estar en un vestuario. Lo tengo claro. No hay un sitio donde me lo pase mejor. Incluso en el del Schalke, que no les entendía, trataba de meterme en las conversaciones para que contaran conmigo. Me lo paso muy bien jugando y entrenando, pero también en el vestuario con los compañeros. Sé que el día de mañana, cuando esto se acabe, lo echaré de menos.
Pero si ya se está preparando para ser entrenador…
Mucho me temo que no tiene que ser ni parecido.
¿Cuánto mérito tiene Paco López ?
Muchísimo. Por las circunstancias en las que llegó al equipo, con un vestuario muy tocado y en caída libre. Nos levantó el ánimo y ha ido creando una identidad de juego que nos ha servido para salvarnos bien o en la penúltima jornada como hace dos años. El Levante se ve reflejado en esa identidad y ahora damos un paso más.
Y ganando en el Wanda, al Real Madrid…
En una semana le sacamos cuatro puntos al equipo más en forma, el Atlético… Estamos haciendo cosas bonitas.
¿Desde los 33 todo eso se vive de otra manera?
Sí, pero yo tengo muchísima ilusión. Disfruto cada momento de lo que estamos viviendo, porque ya he aprendido por experiencia que eso nunca sabes si va a volver.
¿Cuando fichó por el Levante imaginaba llegar hasta aquí?
Ni lo pensé. En un equipo como el Levante lo normal es que no tengas esta oportunidad y no tiene tradición copera. Pero es el encanto de un torneo corto.

Sé el primero en comentar en «Coke: «Nací para estar en un vestuario»»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*